vetements-chauds-randonnee-montagne

5 trucos para calentarte durante la travesía

(441)

Si no estás bien equipado o no tienes unos buenos hábitos, el frío puede hacer que no te apetezca salir a caminar o convertir tus salidas en una pesadilla:  crispaciones, contracciones, entumecimiento de los dedos, enfriamiento... Descubre nuestros consejos para combatir la bajada de las temperaturas y hacer senderismo cómodamente:

 

1/ MODULA LAS CAPAS DE ROPA EN FUNCIÓN DEL ESFUERZO

Nunca nos cansaremos de repetirlo, el equipamiento tiene que adaptarse  en función de la intensidad del esfuerzo. Si en las subidas te da pereza quitarte el forro polar, corres el riesgo de sudar mucho, así que acabarás empapado aunque lleves una camiseta transpirable.

Y una vez mojado, te resultará más difícil calentarte, sobre todo durante las paradas.

También puedes  optar por prendas que tengan cremalleras de ventilación (aireaciones en el cuello y bajo las axilas) para que te ayuden a regular mejor tu temperatura corporal.  

¿Necesitas repasar la técnica de las tres capas?

 

2/ PROTEGE TUS EXTREMIDADES

chaussettes-chaudes-respirantes

Es importante saber que el 8% del calor corporal se escapa por las extremidades (manos, cabeza, pies).

Además, nuestro sistema prioriza el flujo sanguíneo hacia el cerebro. Por lo que si este está bien caliente, consumirá menos energía para calentarse y permitirá que el resto del cuerpo - y sobre todo las extremidades - esté bien alimentado.

Lleva siempre contigo un par de guantes y un gorro (o una cinta para la cabeza), por si acaso. Y escoge unos calcetines cálidos. Lo ideal es que también sean transpirables para evitar tener los pies mojados si sudas. Y lo mismo es aplicable a las botas

 

3/ LLÉVATE UNA BEBIDA CALIENTE

thermos-bouteille-isotherme

En pleno invierno, sustituye tu cantimplora habitual o tu bolsa de agua por un termo.

Beber agua fría cuando se tiene frío puede no ser muy apetecible y  un cuerpo mal hidratado funcionará peor y será más sensible al cansancio y al frío (y también a las pequeñas molestias, como los dolores de cabeza o incluso las tendinitis...). Además, la bebida caliente te permitirá calentarte si te has enfriado demasiado.

   

 

4/ NO DESCUIDES LA ROPA INTERIOR

Si el tiempo es muy frío o si eres friolero, piensa en  llevar unas mallas largas debajo del pantalón (este truco también te evitará tener que gastarte dinero en un pantalón especial para el invierno), unos guantes interiores debajo de los guantes, etc.

collant-randonnee   sous-gants-randonnee

 

5 - AJÚSTATE LAS BOTAS ADECUADAMENTE

No aprietes demasiado ni demasiado poco las botas, ya que de lo que se trata es de que el pie esté bien sujeto sin molestias. No dudes en cambiar el ajuste en función de tus sensaciones durante la caminata, sobre todo en las bajadas.   ¡Unas botas demasiado apretadas pueden entorpecer la circulación sanguínea y dejarte los pies helados!

Para más información, léete nuestro artículo: «¿cómo ajustar bien las botas de travesía?».

serrer-ses-chaussures

¡Disfruta de tus travesías invernales!

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA