¿Cómo se cuida, lava y guarda una mochila?

(23)



Para que los tejidos conserven sus propiedades (en particular la impermeabilidad), se recomienda no lavar las mochilas en la lavadora, no utilizar secadora, no lavarlas en seco ni utilizar lejía. Tampoco deben plancharse.

El medio más eficaz de limpiar una mochila es lavarla a mano.

En el lavado manual de la mochila, se recomienda utilizar agua tibia jabonosa con un cepillo, en su caso.

Después de unos años de uso, se puede recuperar la capacidad hidrófuga de los tejidos con un pulverizador impermeabilizante.

Por último, conviene guardar una mochila en un lugar seco para evitar la formación de moho.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA