Utilizar y ajustar correctamente los bastones para disfrutar mucho más del senderismo

(19)

Una vez que pruebes los bastones de senderismo, ¡no podrás prescindir de ellos! Y con los trucos que te desvela Quechua, podrás sacarles el máximo provecho.
 

¿Sabías que los bastones reducen en un 25 % el impacto que sufren las articulaciones, sobre todo las rodillas, por culpa de la mochila y la carga transportada? Además, te ayudan a reforzar el equilibrio y reducir las probabilidades de resbalar, que es la primera causa de accidentes en senderismo. Por tanto, aunque al principio te parezca un poco complicado caminar con bastones, algo molesto y antinatural, si te acostumbras y los utilizas correctamente, no podrás prescindir de ellos. Para ayudarte a dar el primer paso, te enseñamos cómo ajustar y utilizar correctamente los bastones. Antes de nada, si no conoces las múltiples ventajas de los bastones, te recomendamos leer este artículo: «Por qué caminar con bastones» [hipervínculo]

>> ¿Cómo se ajustan los bastones?

A diferencia de los bastones de esquí, los de senderismo se pueden ajustar gracias a un sistema de tornillos o de clips. El clip es un sistema de ajuste externo porque está situado por fuera del bastón. Tiene la ventaja de ser fácil y rápido de manipular y permite comprobar enseguida si el bastón está correctamente bloqueado. El apriete mediante tornillos es un sistema de ajuste interno, ligeramente más difícil de manipular al principio, pero es un poco más ligero.
Antes de salir a caminar, comprueba siempre que los bastones estén bien apretados o enganchados. Con respecto a los de tornillo, hay que volver a apretarlos firmemente, pero sin pasarse. Por ejemplo, no debes utilizar herramientas para apretarlos, porque corres el riesgo de no poder desatornillarlos después. Asimismo, hay que tener cuidado de no sobrepasar la «línea de tope» de los bastones, porque podrían romperse cuando estés caminando con ellos.

En cuanto al ajuste, tal y como se explica en el vídeo, el antebrazo que sujeta el bastón tiene que quedar perpendicular al cuerpo. Será conveniente ajustarlo ligeramente en función del terreno por el que se camina. Te explicamos todo eso en el párrafo siguiente.

VÍDEO: http://bit.ly/1CUBZAX

>> ¿Cómo se utilizan los bastones?

Cuando vas caminando por un terreno llano, tienes dos posibilidades:
- Utilizar los bastones para acelerar el ritmo y caminar de forma alternativa, es decir, avanzando el bastón izquierdo al mismo tiempo que la pierna derecha y viceversa.
- No utilizar los bastones y meterlos en la mochila o colgarlos con los enganches exteriores previstos a tal efecto.

En los descensos, los bastones sirven para sujetarte. Puedes avanzar de forma alternativa, al igual que en terreno llano, o avanzar los dos bastones al mismo tiempo y plantarlos delante de ti, sin que te obstaculicen los pies. Esta última solución es muy recomendable sobre todo cuando el descenso es muy pronunciado. En cualquier caso, recuerda prolongar los bastones unos 5 cm para que te sea más cómodo bajar la cuesta.

En los ascensos es al revés, te recomendamos acortar los bastones unos 5 cm, más o menos, en función del declive de la pendiente. Y cuando vayas caminando, puedes apoyar los dos bastones delante de ti y apoyarte en ellos para impulsarte o bien ir apoyándolos de forma alternativa.

¿Nuestro consejo adicional? Mantener el torso recto permite equilibrar el esfuerzo entre los brazos y las piernas, además de tener la caja torácica bien abierta. La respiración y el ritmo serán mucho mejores si caminas así.

>> ¿Para qué sirven las correas y cómo se colocan?

Las correas te ofrecen una mayor propulsión cuando te apoyas en ellas para caminar, sobre todo en los ascensos. Además, reducen el cansancio porque alivian la mano. Si no las utilizas, tendrías que apretar la empuñadura del bastón con más fuerza y te cansarías mucho más.
Si quieres utilizarlas correctamente, te recomendamos introducir las manos en las correas por debajo, colocar la parte superior de la correa entre los dedos pulgar e índice y apretar la empuñadura con la mano, tal y como se muestra en el vídeo anterior.

En los descensos, es preferible quitar las correas. Si sufres una caída a pesar de llevar bastones,
el hecho de no utilizar las correas te permite separarte rápidamente de los bastones y no engancharte los pies en las correas.

>> ¿Hay que caminar con 1 o 2 bastones?

En un paseo corto por terreno llano, puedes utilizar un solo bastón si no te olvidas de ir cambiándolo de mano con cierta regularidad. En cambio, cuando practicas senderismo, te recomendamos encarecidamente caminar con dos bastones, sobre todo por cuestiones de equilibrio, estabilidad e impacto muscular.

Solo nos queda desearte que sigas disfrutando mucho del senderismo. A la hora de elegir los bastones, si tienes dudas porque la variedad es muy amplia, siempre puedes consultar nuestro artículo «Cómo elegir los bastones de senderismo adecuados».

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Vote
IR ARRIBA